||Número de Identificación Mediambiental (NIMA): Qué es y cómo se gestiona

Número de Identificación Mediambiental (NIMA): Qué es y cómo se gestiona

Todo centro o instalación productora o de gestión de residuos necesita ser identificada inequívocamente mediante el número de identificación medioambiental (NIMA), también llamado código de centro, según lo establecido en la Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.

¿Qué es el Número de Identificación Medioambiental?

Este código, empleado a nivel estatal, es indispensable para la gestión de la información entre los operadores de traslado, gestores y administración durante la tramitación de los procedimientos relativos a la gestión de residuos, y por tanto ha de ir indicado en todos los documentos empleados en ellos.

El NIMA es necesario indicarlo en los documentos utilizados para la tramitación de los procedimientos relativos a la gestión de residuos, tales como el procedimiento de traslados o la memoria anual de gestores.

En los documentos de identificación de residuos y las notificaciones previas de traslado de residuos en formato E3L 3.0 empleados en el traslado de residuos peligrosos y no peligrosos, por ejemplo, se incluyen los NIMAs del operador del traslado, de la instalación de origen, del transportista, de la instalación de destino del traslado, de los gestores de tratamiento y de los sistemas de responsabilidad ampliada del productor, en su caso.

También se emplea en la memoria anual de gestor de residuos.

Por último, y como ocurre, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, una vez asignado el NIMA también debe utilizarse para identificar el centro en caso de comunicar modificaciones de la comunicación previa al inicio de la actividad o solicitar modificaciones de la autorización en materia de residuos.

¿Cómo se obtiene el NIMA?

Este código se obtiene a través de su solicitud ante la Consejería competente en materia de medio ambiente de la Comunidad Autónoma donde radique el centro o instalación. El código NIMA está constituido por diez dígitos, correspondiendo los dos primeros al código INE de la provincia y los ocho restantes son números asignados por la Comunidad Autónoma.

Código de provincia (INE) (2 dígitos) + Código numérico (8 dígitos) asignado por la Comunidad Autónoma

Ejemplo NIMA Madrid: 2812345678

En principio la gestión es idéntica, salvo que en algunas comunidades, como Castilla y León, en las que el trámite conlleva el pago de una tasa de gestión.

Como va asociado a un centro, desde que nace en el momento en que la Comunidad Autónoma donde está ubicado lo da de alta, y muere cuando cesa su actividad (se da de baja), el código NIMA sólo cambiaría si se modifica o el emplazamiento o la actividad principal a desarrollar en el centro, pero no si únicamente hay un cambio de titular de la misma, pues el emplazamiento y la actividad desarrollada seguirán siendo iguales. Por el contrario, si hay un cambio en la actividad (CNAE), se tratará como una baja más dando de alta la nueva actividad en el mismo emplazamiento y recibiendo por tanto un nuevo NIMA.

Hay casos especiales que recibirán un único NIMA asociado a la sede social de la empresa como es el de los transportistas de residuos peligrosos y el de las obras u otras actividades sin centros permanentes de generación de residuos peligrosos.

Para conocer el código NIMA de un centro existen en los portales públicos de casi todas las Comunidades Autónomas, salvo Euskadi, buscadores on-line en el que se pueden consultar los datos de las instalaciones registradas como productoras de residuos.

Por |2019-02-22T12:44:02+00:0022 de febrero, 2019|Legalización|